domingo, 28 de diciembre de 2008

La receta de la felicidad

Martín Seligman, expresidente de la American Psychological Association, lidera actualmente una auténtica revolución dentro de la psicología, que hasta ahora se había centrado casi exclusivamente en los traumas, trastornos y patologías de la mente. Frente a esta psicología “negativa”, Seligman ha fundado el movimiento de la psicología positiva, que estudia las emociones placenteras, el desarrollo de las virtudes y la búsqueda de la felicidad.
"En realidad tengo tres, que se aplican a tres niveles que llamo la vida placentera, la vida buena y la vida con sentido. Para la primera la receta es llenar la vida de todos los placeres posibles, y aprender una serie de métodos para saborearlos y disfrutarlos mejor. Por ejemplo compartirlos con los demás, aprender a describir y recordarlos, y también utilizar técnicas como la meditación para ser más conscientes de los placeres. Pero este es el nivel más superficial. El segundo nivel, el de la buena vida, se refiere a lo que Aristóteles llamaba eudaimonia, que ahora llamamos el estado de flujo. Para conseguir esto la formula es conocer las propias virtudes y talentos y reconstruir la vida para ponerlos en práctica lo más posible. Con esto se consigue no una sonrisa sino la sensación de que el tiempo se para, de total absorción en lo que uno hace. La buena vida no es esa vida pesada de pensar y sentir, sino de sentirse en armonía con la música vital. Creo que mi perro lo podría resumir así: “corro y persigo ardillas, luego existo”.
El tercer nivel consiste en poner tus virtudes y talentos al servicio de alguna causa que sientas como más grande que ti. De esta manera dotas de sentido a toda tu vida".
Como postre os dejo un pequeño video recogido del programa de Eduardo Punset, ¡que os aproveche!.

sábado, 13 de diciembre de 2008

REPASANDO CONCEPTOS: ¿BEBES CUANDO SALES?

Droga: “Aquella sustancia, cuyo consumo pueda generar adicción o dependencia, o cambios en la conducta, o alejamiento de la percepción de la realidad, o disminución de la capacidad volitiva, así como efectos perjudiciales para la salud.”

Abuso de sustancias se entiende aquella situación en la que los consumos, bien por su cantidad o por su mantenimiento continuado a lo largo de un tiempo prolongado, generan consecuencias negativas en el propio consumidor o consumidora, en su entorno o en ambos a la vez.

Intoxicación a una sustancia se produce cuando el uso de la misma se realiza en una ingesta superior a la que el organismo puede asimilar. Produce cambios comportamentales significativos poco después del consumo.

La Dependencia produce un estado psíquico, físico y social que resulta del consumo continuado de una o varias sustancias o actividades adictivas, teniendo como objetivo: mantener los efectos agradables procedentes del consumo o actividad y evitar los efectos desagradables que pudieran producirse por la no ingesta o el no desarrollo de la actividad adictiva. Es también una compulsión o deseo intenso o irresistible por consumir o realizar una actividad adictiva.

La adicción viene rodeada de una serie de factores que sirven como “aviso” de que la enfermedad va instaurándose en el individuo de manera paulatina y gradual, como son: el abandono de otras fuentes de placer, el mantenimiento del consumo a pesar de conocer los efectos perjudiciales y la disminución de la capacidad de control, entre otros.

Aquí te dejo un video donde se repasan estos conceptos.


viernes, 12 de diciembre de 2008

Tratamiento en adicciones; ¿porqué tantos obstáculos?

De nuevo el amigo Jorge Bucay nos pone sobre pistas interesantes.

¿Porqué hay que mantener el esfuerzo en el tratamiento? (una guia para las recaidas)

Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema.

Inmediatamente sintieron que se hundían; era imposible nadar o flotar mucho tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inútil, sólo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sintieron que cada vez era más difícil salir a la superficie a respirar.

Una de ellas dijo en voz alta:

- No puedo más. Es imposible salir de aquí, esta materia no es para nadar. Ya que voy a morir, no veo para qué prolongar este dolor. No entiendo qué sentido tiene morir agotada por un esfuerzo estéril.

Y dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapidez siendo literalmente tragada por el espeso líquido blanco.

La otra rana, más persistente o quizás más tozuda, se dijo:

- No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento. No quisiera morir un segundo antes de que me llegue mi hora.

Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un centímetro.

Horas y horas!

Y de pronto... de tanto patalear y agitar, agitar y patalear...

La crema, se transformó en manteca.

La rana sorprendida dio un salto y patinando llegó hasta el borde del pote.

Desde allí, sólo le quedaba ir croando alegremente de regreso a casa



Txt: Las ranitas en la crema de Jorge Bucay en su libro "Recuentos para Demián"


Una vez realizados los cambios hay que mantenerlos lo suficiente para que se hagan permanentes. Es muy usual que las personas en recuperación, se descuiden en esta fase porque, a veces, no hay adecuada conciencia de la tendencia a la recaída si se abandona el tratamiento. Si la persona invierte tiempo en mantener los cambios logrados todo irá bien, pero si se descuida o aminora la marcha, puede presentarse una recaída.

martes, 9 de diciembre de 2008

Consejos para quienes se preparan para dejar el consumo o reducirlo

Estaba en casa escuchado música cuando apareció esta letra de Jorge Drexler. Me pareció sugerente para este mismo tema. A ver qué os sugiere...

"Se va, se va, se fue"

Con el anhelo dirigido hacia ti
yo estaba sólo, en un rincón del café
cuando de pronto oí unas alas batir,
como si un peso comenzara a ceder,

se va,
se va,
se fue…

Tal vez fue algo de la puesta de sol,
o algún efecto secundario del té,
pero lo cierto es que la pena voló
y no importó ya ni siquiera porqué,

se va,
se va,
se fue…

Algunas veces, mejor no preguntar,
por una vez que algo sale bien,
si todo empieza y todo tiene un final,
hay que pensar que la tristeza también

se va,
se va,
se fue…


Letra de la canción "Se va, se va, se fue" del disco "Eco" de Jorge Drexler

Si quereis ver un video con la canción: http://es.youtube.com/watch?v=Jo_LpLuuyUE


viernes, 5 de diciembre de 2008

jueves, 4 de diciembre de 2008

El tratamiento ambulatorio

El ámbito de un dispositivo ambulatorio, facilita el abordaje de factores relevantes de la vida cotidiana del paciente que acude a recibir tratamiento y se mantiene en su medio habitual.

La atención se dirige directa y principalmente a reducir o parar el consumo de drogas pero, en la práctica, aborda también el deterioro social y ocupacional asociados, así como la estructura y el contenido del programa individual de recuperación del paciente.

Aunque pone el énfasis en objetivos conductuales a corto plazo, trata de enseñar estrategias y procedimientos de afrontamiento para mantenerse abstinente.

La capacidad de entender y de anticiparse a los distintos problemas prácticos que se presentan en la adicción, así como de persuadir a los pacientes de la necesidad de aplicar las técnicas aprendidas son procedimientos con los que el clínico influye sobre los pacientes y les ayuda a ponerse en el camino de la recuperación.

En muchos casos, ha de continuarse con un seguimiento posterior en el que hay que tratar de mantener los resultados positivos alcanzados, identificar las situaciones, afectos y pensamientos que continúan siendo problemáticos y fomentar la implicación de los pacientes en actividades seguras y libres de drogas.

Los ingredientes activos específicos son los siguientes:

- Análisis de la funcionalidad del abuso de la droga principal y de otras sustancias.
- La confrontación de las creencias y de las expectativas del paciente acerca de su control sobre la sustancia.
- Entrenamiento individual en el reconocimiento y afrontamiento del “deseo impulsivo”, los pensamientos sobre el uso de sustancias, la solución de problemas, la anticipación de las situaciones de riesgo, el reconocimiento de decisiones en apariencia irrelevantes y las habilidades para rechazar el consumo.

- Control de los procesos cognitivos relacionados con el consumo.
- Identificación y análisis de situaciones de riesgo pasadas o futuras.
- Aplicación de habilidades aprendidas dentro y fuera de la sesión.

La prevención de recaídas en el consumo incluye:

Reducir la disponibilidad de sustancias.
Detección de las situaciones de riesgo.
Identificación de la reactividad condicionada.
Identificar las decisiones «aparentemente irrelevantes» con las que comienzan las recaídas.
Modificar el estilo de vida.
Afrontar situaciones de riesgo.
Afrontar otros estados afectivos negativos.
Mejorar las relaciones interpersonales y el soporte social en ámbitos libres de drogas.
Desarrollo de refuerzos alternativos al consumo.

Como apéndice, y con humor, una escena de los Monty Phython manejando con maestría la típica negación hacia el consumo de una amable viejecita.


miércoles, 3 de diciembre de 2008

PROBLEMAS TERAPÉUTICOS HABITUALES


INTERRUPCIÓN PREMATURA

El abandono prematuro del tratamiento es muy frecuente y la causa más frecuente del mismo es la recaída en el consumo. El riesgo de abandono es mayor en los estados iniciales cuando el «craving» es más intenso y las habilidades de afrontamiento del mismo y el sistema de soporte no se han desarrollado e instalado suficientemente.

RECAÍDAS

Las recaídas son una eventualidad frecuente. En los tratamientos ambulatorios los pacientes están expuestos a estímulos que disparan el «deseo» y las oportunidades de consumo nunca pueden reducirse a cero a pesar del control externo. Los pacientes con periodos de abstinencia cortos están más predispuestos al consumo porque pueden presentar la disforia característica del síndrome de abstinencia y el inmediato recuerdo eufórico. La posibilidad de la recaída ha de presentarse y discutirse abiertamente tanto en términos generales como particulares y ha de ser la base del aprendizaje del repertorio de habilidades «específico». La recaída debe asistirse terapéuticamente si, a pesar de todo, sucede.

RESISTENCIA AL TRATAMIENTO

La tendencia natural de la adicción es a la recidiva, los múltiples intentos de tratamiento que terminan en abandono y la comorbilidad psiquiátrica explican buena parte de esta dificultad terapéutica. En algunos pacientes, la inexistencia de un diagnóstico preciso y de un tratamiento adecuado facilita la exposición continua a situaciones de alto riesgo y a una inestabilidad en el estilo de vida que se asocia al uso habitual de drogas. Algunos pacientes psiquiátricos «tratan» sus síntomas con cocaína y se resisten a abandonarla por ello. Algunos pacientes pueden necesitar una desintoxicación inicial de alcohol u otras drogas que puede requerir semanas de tratamiento hospitalario o el paso directo a un tratamiento residencial.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Un recordatorio en el aniversario del día mundial del sida

Según las notificaciones recibidas hasta el 30 de junio de 2008 en el Registro Nacional de Casos de Sida, se estima, que en 2007 se diagnosticaron en España 1.345 casos de sida. Tras alcanzar su cénit a mediados de la década de los 90, el número de casos notificados de sida ha experimentado un progresivo declive, de forma que los notificados en 2007 suponen un descenso del 80% respecto a los notificados en 1996, año previo a la generalización de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad.

Aunque el grupo de usuarios o ex-usuarios de drogas por vía parenteral (UDVP) sigue siendo el más frecuente, se mantiene la tendencia descendente iniciada años atrás puesto que se observa una disminución en el número de casos diagnosticados del 21%. También bajaron en relación al mismo periodo los casos atribuidos a relaciones sexuales no protegidas: 24% en el caso de la transmisión heterosexual y 19% en el de las relaciones sexuales entre hombres.

El 40,5% de las personas diagnosticadas de sida en 2007 no eran conscientes de estar infectadas por el VIH en el momento del diagnóstico. Esta proporción asciende a 58% entre aquellas que se infectaron por vía heterosexual y a 53% entre los hombres que se infectaron a través de relaciones homosexuales.
El compartir con una persona infectada por el VIH los instrumentos utilizados para preparar o inyectar drogas es una forma muy eficaz de transmitir el VIH, y esencialmente equivale a una inoculación directa de las partículas víricas de una persona a otra. El riesgo de transmisión está directamente relacionado con la concentración de virus presente en la sangre y el volumen de sangre intercambiada. El uso de drogas por vía parenteral es, en orden de frecuencia, el primer factor de riesgo de infección por el VIH.

Cofactores para la transmisión

Pueden potenciar pero no causar la transmisión del VIH. Los cofactores físicos incluyen enfermedades de transmisión sexual (como gonorrea, sífilis, la Chlamydia, que pueden causar lesiones genitales) o la hemorragia de membrana mucosa genital durante la actividad sexual. El consumo de sustancias que modifican el estado de ánimo o la conciencia puede actuar como cofactor conductual, dado que disminuye la inhibición sexual, afecta al juicio o aumentan la impulsividad.
¿Cuando, cómo, dónde y quién, le dará una razón, un motivo, provocará una circunstancia, generará una situación para CAMBIAR?