viernes, 26 de marzo de 2010

¿Por qué la esquizofrenia?



Dr. Daniel Dolmoun Kumok
Ps. Valeria Thomas Alvarez

En Norteamérica se han desarrollado los más importantes estudios de comorbilidad de trastornos psiquiátricos que se conocen como Epidemiological Catchment Area (ECA) Estos estudios evidencian las asociaciones más frecuentes que se presentan con: trastornos depresivos, de ansiedad, bipolar y psicóticos, en este orden, siendo la EQZ la de mayor importancia dentro de los trastornos psicóticos.

La anfetamina y otros estimulantes, por ejemplo, potencian la función dopaminérgica y producen psicosis esquizomórfas en sujetos no esquizofrénicos y exacerban los sí ntomas psicóticos en esquizofrenia, entendiéndose la ú ntima relación entre estas dos circunstancias.

El tipo de psicosis inducidas por sustancias va desde la paranoia tóxica de la cocaí na, la de otros estimulantes y también la marihuana, la demencia producida por inhalantes, el trastorno amnésico y de agitación causados por el alcohol. Es importante reconocer estas situaciones, en primera instancia, como secundarias al uso, para no hacer un diagnóstico primario que podrí a ser erróneo.

Se puede entender o justificar de diferentes maneras el uso de sustancias psicoactivas por parte de pacientes esquizofrénicos, en algunas ocasiones porque esto permite atenuar los efectos indeseables de los medicamentos antipsicóticos, porque pueden estimular o reducir los sí ntomas positivos o reducir los sí ntomas negativos y la depresión, etc., de acuerdo al tipo de sustancia y de acuerdo a la necesidad de cada individuo.

Por otro lado, existen en los esquizofrénicos, determinadas alteraciones a nivel frontal y del hipocampo que intensificarí an el efecto gratificador producido por las drogas. Dichas alteraciones disminuyen el control de la actividad mesolí mbica que ejercen normalmente las estructuras corticales (Chambers et al. Biol. Psychiatry, 2001. 50:71-83) La “recompensa” dopaminérgica del canabis es más eficaz en la anhedonia /déficit pre - frontal de los esquizofrénicos. La acción dopaminérgica de diferentes sustancias psicoactivas es más impactante en personas con receptores D2 hipersensibles (up-regulation), consecuencia del bloqueo neuroléptico prolongado.

En resumen, la cercana interrelación entre la esquizofrenia y las sustancias psicoactivas en la neurobiologí a, permite un campo interesante en la investigación de la génesis, abordaje y tratamiento de la Patologí a Dual como puerta de entrada a este “nuevo” mundo de la psicopatologí a.

En particular, la esquizofrenia es una enfermedad mental que tiene su origen en alteraciones de los neurotransmisores cerebrales, además, es posible apreciar diversas alteraciones neuropsicológicas, que conllevan a una amplia gama de manifestaciones conductuales y sintomáticas, que en términos generales, llevan a una incapacidad para reconocer lo que es real, controlar las emociones y la conducta, como así mismo la aparición desbordada de ideas extrañas y vivencias alucinatorias. Podemos ver una importante disminución de la capacidad de concentración, de pensar con claridad y de planificar los propios actos y conductas a largo plazo, sí ntomas que conocemos como las alteraciones cognitivas.

Las distintas alteraciones cognitivas, independientemente de su gravedad e intensidad, interfieren en mayor o en menor medida, en la capacidad de las personas para relacionarse vitalmente con el mundo social y vincular, dando cuenta de un importante deterioro en la mayorí a de sus funciones cotidianas, laborales, sociales y psicológicas. Si consideramos esta enfermedad como un sí ndrome crónico y gravemente discapacitante que altera el proyecto vital del sujeto, se hace necesario intervenir tempranamente en ella, desde una perspectiva multidisciplinaria que contemple su calidad de vida en su mundo real y cotidiano.

Seguir leyendo

martes, 16 de marzo de 2010

Enfermedad mental, juventud y drogas


Sabemos ya que tomar drogas y alcohol habitualmente favorece la aparición de trastornos psiquiátricos. Por ello, dos de cada tres adictos a estas sufre un trastorno mental de intensidad variable.

D. Gabriel Rubio, doctor y psiquiatra del Hospital Doce de Octubre de Madrid, y el doctor José Zarco, médico de familia y coordinador del grupo de intervención en drogas de la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria), nos ayudan a comprender la relación tóxicos-enfermedad mental.

Productos Tóxicos y Enfermedades Mentales

El porcentaje de pacientes que presenta esta patología dual es muy elevado. De hecho, el 70% de las personas ingresadas en las unidades de psiquiatría han abusado o tienen dependencia de este tipo de sustancias, entre las que destaca el hachís y el cannabis. En las unidades de atención primaria, tal y como explica el doctor Zarco, es más difícil encontrarse con este perfil de pacientes,más habituales en las unidades de psiquiatría. Por el médico de cabecera pasan personas que sí que tienen contacto con las drogas, pero no necesariamente padecen una adicción. Cuando nos referimos a este tipo de sustancias que generan dependencia no hablamos del tabaco. Si así fuera las cifras cambiarían por completo, ya que esa dualidad reflejaría como el 90% de los pacientes con esquizofrenia es dependiente del tabaco. El alcohol, en cambio, sí que está incluido.



Leer el resto de la noticia

domingo, 14 de marzo de 2010

Cuantos más años se fumen 'porros', más riesgo de desarrollar psicosis




PATRICIA MATEY

¿A qué edad fumaste el primer 'porro'? Si han pasado ya seis años y sigues consumiendo cannabis es importante que conozcas los datos de una nueva investigación australiana que constata una relación entre su consumo prolongado y un mayor riesgo de desarrollar de psicosis.

Ver el resto de la noticia

Caso clínico




T. BOLADO MORAGUES
Psicóloga
Programa Municipal de Drogas. Ayuntamiento de Alcalá de Henares

El caso que se presenta es el de un paciente que solicita
tratamiento en el Programa Municipal de Drogas de
Alcalá de Henares tras varios ingresos anteriores en
diversos recursos.
Se decide, realizar un abordaje psicoanalítico y apuntar
a la particularidad del paciente en lugar de aplicar
una respuesta estándar, lo que le permite ir observando
su malestar y abandonar progresivamente el consumo
de tóxicos.
El objetivo principal es mostrar, a través de la presentación
del caso, la importancia de realizar un trabajo
previo sobre la demanda de estos pacientes que posibilite
la emergencia del síntoma allí donde la droga
–funcionando como causa– viene a obturarlo.

Ver artículo completo

viernes, 12 de marzo de 2010

Cerebro y adicción; una guía comprensiva

El uso, abuso y dependencia de drogas ha sido interpretado
de muy diversas maneras a lo largo de la historia. Estas
interpretaciones de un comportamiento tan “antiintuitivo” se
han impregnado en demasiadas ocasiones de tintes emocionales,
éticos o ideológicos.
Sobre las drogas y las conductas adictivas se ha escrito con profusión,
es un tema que nos atrae y nos desconcierta a partes
iguales. Realmente tenemos dificultades para comprender, desde
nuestra perspectiva personal y única, cómo pueden existir
sujetos que convierten la autoadministración de una sustancia
en su mayor motivación, cómo la autodestrucción puede convertirse
en un motivo para mantenerse vivo, cómo algunos individuos
atentan contra los principios básicos Darwinianos de la
supervivencia y de la búsqueda de la adaptación.
La interpretación de las diferentes realidades que nos circundan
se halla excesivamente contaminada por nuestros prejuicios.
Aplicamos en demasiadas ocasiones el sentido común para
hacer descripciones más o menos afortunadas de todo lo todo
lo que acontece a nuestro alrededor. Sin embargo, hemos de
tener en cuenta que fenómenos complejos requieren explicaciones
multifactoriales y que el sentido común que todos
poseemos -o creemos poseer- tiende a errar, arrastrado por
nuestra ideología, alejándonos de la comprensión global del
hecho y encerrándonos en la descripción, mientras nos aleja del
análisis científico.
Sin embargo, a finales del siglo XX, asistimos a una revolución
en el estudio de las relaciones cerebro-mente que no tiene precedentes
en la historia. A la luz de los nuevos conocimientos
sobre el funcionamiento cerebral, la neurociencia estudia las
adicciones desde un punto de vista multidisciplinario, esto es,
mediante el aporte de metodologías no excluyentes como la
biología, la neurología, la genética o la psicología. Todas estas
aproximaciones, dentro de una nueva concepción de la mente
humana, son necesarias para comprender los procesos mentales,
particularmente los más complejos como son los implicados
en la conducta adictiva.
Los contenidos de esta guía no se escribieron, originalmente,
para su divulgación general. Sus autores publicaron varios artículos
en una revista especializada, con la intención de analizar
las conductas adictivas a la luz de los nuevos hallazgos sobre el
funcionamiento cerebral. Posteriormente, nos pareció interesante
adaptarlo para extender su acceso a un grupo más amplio de
profesionales que desarrollan su labor cotidiana con sujetos
adictos.
Consideramos que este texto nos acerca a un análisis científico,
y a la vez comprensible, de dos aspectos íntimamente ligados
como son la propia conducta adictiva y el sujeto adicto. Su contenido
pretende poner sobre la mesa temas para la reflexión,
trata de provocar para que abramos nuestra mente a otras
maneras de entender la complejidad del ser humano y busca
explicar cómo procesos mentales y funcionamiento cerebral se
unen en una única realidad.

Editado por el Departamento de salud del Gobierno de Navarra.
Autores:
Javier Tirapu Ustárroz: Neuropsicólogo. Servicio de atención neuropsicología-
neuropsiquiatría. Clínica Ubarmin. Elcano. Navarra. Fundación Argibide.
Natalia Landa González: Psicólogo clínico. Centro de Salud Mental de Tudela.
Iñaki Lorea Conde: Psicólogo clínico. Centro de Día Aldatu. Fundación
Proyecto Hombre. Navarra. Pamplona.

Indice

Presentación
Introducción
El círculo del deseo y el placer
...y vuelta a empezar
¿Bebe compulsivamente o es impulsivo?
¿Dónde está la voluntad?
La mentira como verdad inventada
Viejos cerebros para nuevos mundos
A modo de conclusiones
¿Y esto para qué sirve?

Descargar el libro completo
¿Cuando, cómo, dónde y quién, le dará una razón, un motivo, provocará una circunstancia, generará una situación para CAMBIAR?