sábado, 29 de noviembre de 2008

La experiencia demuestra que existe una serie de cuestiones clave para un tratamiento de abuso de sustancias eficaz:

Los individuos necesitan participar en el tratamiento durante un período adecuado.

La “recuperación” de la adicción a las drogas es un proceso dinámico que requiere que la persona se decida a “mantenerse abstinente”. La recuperación exige un esfuerzo a largo plazo, con frecuencia son necesarias varias fases y estrategias de tratamiento, porque la rehabilitación no es sinónimo de abstinencia sino que lleva implícita, necesariamente, la adaptación social.

No existe un tratamiento único que sea apropiado para todos. El tratamiento debe ser evaluado a intervalos regulares a fin de modificarlo según convenga. Ningún tratamiento se revela como el más potente o ideal para todos los casos y situaciones, sino que se apuesta por los programas individualizados atendiendo a la demanda y, a la realidad personal y social de cada individuo.

Pudiera ser posible dejar el consumo sin ayuda, sin apoyos durante un corto periodo de tiempo, pero lo que no resulta viable es la rehabilitación en soledad. La dificultad que entraña alcanzar las metas de las diferentes etapas de la recuperación y, lo prolongado y lento del curso del cambio hace necesaria la presencia de personas en las que apoyarse, a través de las cuales se justifique una parte del esfuerzo y de la esperanza en un futuro mejor, en un entorno social (íntimo e institucional) disponible y accesible para proporcionar la ayuda.

Durante la etapa de tratamiento el apoyo social (institucional y del entorno más íntimo) aparece como un elemento necesario para cimentar el cambio tanto por las propias transacciones de ayuda como por la necesidad de tener personas en las que apoyarse y a través de las cuales se justifique una parte del esfuerzo y la perseverancia. Las familias cohesionadas que establecen límites claros, flexibles consistentes y coherentes con los valores familiares y cuyas relaciones se basan en el afecto constituyen un apoyo en la recuperación, mientras que las muy patológicas pueden entorpecer el proceso. Así mismo, la motivación interna o externa, la autoeficacía percibida, las expectativas de éxito, las ganancias anticipadas o vividas etc. constituyen aspectos personales positivos para el cambio mientras que la comorbilidad psiquiátrica entorpecerá en mayor o menor medida el proceso.

Cuando la carencia de recursos personales y/o sociales es patente, es mejor recurrir a programas con objetivos menos ambiciosos y más a largo plazo. La experiencia acumulada en las etapas previas de deshabituación y la propia recaída supone un aprendizaje y por la experiencia que aportan, te pueden preparar para un próximo intento.

Cuando el entorno social propio contiene muchos factores negativos o pocos protectores, el nivel de dificultad se incrementa considerablemente pero siempre queda la posibilidad de mitigarla, al alejarse del entorno o de la fuente obstaculizadora.

La integración laboral es un criterio de integración social fundamental pero no el único ni el prioritario a corto plazo. A menudo, la incorporación precipitada al mundo laboral constituye un factor de riesgo de recaída, debido a la disponibilidad de dinero.

Un análisis exhaustivo del devenir en la etapa post-abandono, nos permite inferir que no solo se ha conseguido la extinción de la conducta adictiva, sino también consolidar el cambio de estilo de vida y la estabilidad de una vida satisfactoria en un entorno social normalizado.

Texto:
MARÍA CARMEN ALBIACH CATALÁ

UN DIA CUALQUIERA EN UN CENTRO DE TRATAMIENTO
video

Mitos a desterrar en adicciones

Dos de los mitos más generalizados en adicciones son; que “una persona puede dejar de usar drogas por sí sola” y que “la mayoría de los adictos puede abandonar las drogas permanentemente y de una sola vez”.

Estas ideas provienen en parte de la creencia que el uso continuo de las drogas es voluntario y de que la incapacidad de una persona de superar la adicción se debe únicamente a un problema de personalidad o a una falta de fuerza de voluntad.

Se entiende y acepta bien la naturaleza altamente adictiva de la nicotina así como las dificultades para abandonar el hábito de fumar. No existe un gran estigma en cuanto a las recaídas en el hábito de fumar. Ahora bien, las reacciones cuando una persona recae en el uso de otras drogas por lo general son extremadamente negativas.

Por lo general se tiende a pensar que debería ser posible curar de manera permanente a una persona que sufre de adicción a las drogas. Si no ocurre una “cura”, entonces se considera que el tratamiento es inútil y no merece el apoyo o recursos a su alcance.

Muchos estudios han demostrado que es muy difícil para los usuarios de drogas abandonar el hábito por sí solos y que es común sufrir recaídas en el hábito de uso de drogas, incluso después del tratamiento.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Nueva campaña de la FAD: “Las drogas no sólo perjudican a quienes las consumen. Todo tiene un precio”

La campaña pretende alertar sobre la incidencia del consumo de drogas, como desencadenante y/o agravante, de problemas personales, familiares y sociales.


video
video

lunes, 24 de noviembre de 2008

“Soy consciente de mi mismo y sólo me convierto en mí mismo cuando me revelo a otro”


1. ¿Qué ha (está) pasado? (Situación actual que me trae a consulta es…);
2. De esto, lo que me preocupa es… [Alternativa; (¿Porque no me ha preocupado hasta ahora?)]:
3. Porque me ha causado:
4. Como empezó…
5. ¿Existe algún acontecimiento o factor asociado al inicio del consumo?
6. Antes que esto ocurriera, mi vida era, me sentía conmigo mismo, los demás o con el mundo…
7. Lo que favoreció que el problema se extendiera, persistiese o empeorase fue:
8. Me empecé a preocupar cuando… [Opción alternativa: Me empezare a preocupar si…]
9. ¿Con qué interfiere?; ¿Qué dificulta?...
10. A los demás les afecta (¿Quién pide ayuda? ¿A quién perjudica? ¿Quién lo sabe? ¿Qué critican o les preocupa?).
11. Como cualquier día de mi vida, mi tiempo lo dedico a…
12. Cuándo me di cuenta (que me estaba pasando) me propuse…
13. He probado… (¿qué procedimientos utiliza para afrontarlo?, ¿Qué hace o que evita para hacer frente al problema?)
13.1. Durante este tiempo he conseguido mejorar cuando… (Estrategias de afrontamiento eficaz)
13.2. No sirve de nada que … (Estrategias de afrontamiento ineficaz)
14. (Antes de empezar a consumir), me induce (o me provoca) a consumir…
15. Escojo consumir entre otras opciones porque… (cómo la solución se convierte en problema, alternativas implicadas).
16. Cuando estoy bajo los efectos actúo como si…
17. Este comportamiento dice acerca de mí…
18. Mientras consumo consigo (o evito que)….
19. Mi consumo es una alternativa a…
20. ¿Cómo favorece (o dificulta) mis proyectos?
21. Después sufro (perdidas)…
22. Si no paro ahora, mi futuro…
23. ¿Cómo dificulta mis proyectos?:
24. Me gustaría cambiar mi comportamiento o tener una vida mejor, pero…
25. He decidido solucionarlo ahora porque… (Beneficios de mantener la abstinencia).
26. Espero que el tratamiento me ayude a:
27. Siento que el consumo sólo es una parte del problema, y que además tengo que mejorar…
28. Las personas que me han ofrecido ayuda o con las que puedo contar son…
29. Cuento con oportunidades como…

domingo, 23 de noviembre de 2008

Total para nada



Después de todo, todo ha sido nada
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.
Grito “¡Todo!”, y el eco dice “¡Nada!”
Grito “¡Nada!”, y el eco dice “¡Todo!”.
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.
No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)
Qué más da que la nada fuera
nada
si más nada será, después de
todo,
después de tanto todo para nada.


Texto: JOSÉ HIERRO

Sin miedo al vacío

¿Tienes el hábito de guardar objetos inútiles,
creyendo que un día (quién sabe cuándo),
vas a necesitarlos?
¿Tienes el hábito de juntar dinero,
sólo para guardarlo, porque piensas que en el futuro
podrá hacerte falta?
¿Tienes el hábito de guardar ropa, zapatos,
muebles, utensilios domésticos
y otras cosas del hogar que ya no usas
desde hace mucho tiempo?
Y dentro tuyo...?
¿Tienes el hábito de guardar broncas,
resentimientos, tristezas, miedos, preocupaciones, fantasmas...?
Es preciso
que dejes un ESPACIO,
un VACÍO,
para que
cosas nuevas lleguen a tu vida.
Es preciso que te deshagas de todo lo inútil que hay en tu vida,
para que LO NUEVO pueda llegar hasta ti.
La fuerza de ese VACÍO absorberá y atraerá parte de lo que deseas.
Mientras estés, material o emocionalmente,
cargando sentimientos viejos e inútiles,
no tendrás espacio para nuevas oportunidades.
La actitud de guardar un montón de cosas inútiles encadena tu vida.
Cuando se guarda,
se considera la posibilidad de falta,
de carencia...
Se cree que mañana podrá faltar,
y que no tendrás
manera de cubrir esas necesidades...
Con esa idea, le estás enviando dos mensajes
a tu cerebro y a tu vida:
Que no confías en el mañana...
...Y que piensas que LO NUEVO (y quizás lo mejor) NO es para ti.
Deshazte de lo que ya perdió el color y el brillo...
Deja entrar lo nuevo en tu casa...
...!Y dentro de ti mismo!.


Texto: JOSEPH NEWTON

En el Día de los Sin techo


Las ONG responsables de la iniciativa reclaman atención sobre las condiciones de las más de 30.000 personas que viven en la calle.

"No tener hogar significa mucho más que estar sin techo". Bajo ese lema, arranca este año el Día de los Sin Techo que este domingo se celebra.

Casi tres de cada diez, explican las ONG, tuvieron padres con problemas de alcohol o drogas y el 30% padeció malos tratos. Además, el 44% ha abusado en algún momento de las drogas; el 10% tiene problemas graves de salud mental y el 16% fue expulsado del hogar antes de los 18 años.
Los problemas asociados con la drogadicción pueden variar significativamente. Las personas adictas a las drogas provienen de todo nivel social. Muchas sufren de problemas mentales, laborales, físicos, o sociales, los cuales hacen que sus trastornos adictivos sean mucho más difíciles de tratar.

Hablamos de patología dual (PD) cuando coexisten en el mismo sujeto un trastorno por uso de sustancias (TUSP) y cualquier otro trastorno psiquiátrico. El TUSP es cualquier comportamiento que implique un consumo inadecuado de sustancias psicoactivas, esté o no presente ya una dependencia.

Cada vez resulta más frecuente encontrar en la clínica trastornos psiquiátricos asociados al consumo de drogas. La comorbilidad psiquiátrica es más frecuente en adictos que en la población general. Muchas veces, la sintomatología que produce un TUSP puede enmascarar un trastorno mental asociado.

sábado, 22 de noviembre de 2008

¿Qué es un tratamiento para las adicciones?


Según la OMS (30.º Informe del Comité de Expertos de la OMS en Farmacodependencia, Serie de Informes Técnicos), el término “tratamiento” se aplica al “proceso que comienza cuando los usuarios de sustancias psicoactivas entran en contacto con un proveedor de servicios de salud o de otro servicio comunitario y puede continuar a través de una sucesión de intervenciones concretas hasta que se alcanza el nivel de salud y bienestar más alto posible”. En un sentido estricto, el tratamiento puede definirse como “un enfoque integral destinado a la identificación, asistencia ... (y) ... atención de la salud ... de las personas que presentan problemas provocados por el uso de cualquier sustancia psicoactiva”.

En realidad, al proporcionar a esas personas una variedad de servicios de tratamiento y de oportunidades para potenciar su capacidad física, mental y social, se les puede ayudar a cumplir
el objetivo primordial de liberarse de la drogodependencia y de lograr su plena readaptación social. Los servicios y las oportunidades de tratamiento pueden comprender desintoxicación, terapia de sustitución y mantenimiento y/o asesoramiento y terapias psicosociales.

Por otra parte, el tratamiento tiene por objeto reducir la dependencia de sustancias psicoactivas y las consecuencias sanitarias y sociales negativas que tiene el consumo de esas sustancias o
que se relacionan con él.

Existen sólidas bases científicas que demuestran la eficacia de la etapa de desintoxicación
y estabilización y de la etapa de rehabilitación y prevención de recaídas. Existen pruebas convincentes de que los programas de tratamiento pueden alcanzar sus metas y objetivos y redundar considerablemente en beneficio de los pacientes, sus familias, y la comunidad y la sociedad en su conjunto.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Actualidad; España campeona mundial

"Los datos que ayer conocimos no pueden quedar simplemente expresados, hay que fijarlos. Somos el primer país consumidor de cocaína del mundo, cuadruplicamos la media europea, uno de cada cinco consumidores de nuestro continente vive en España"

miércoles, 12 de noviembre de 2008

CUANDO EL CIELO ESTÉ GRIS




Cuando el cielo este gris recuerda cuando lo viste profundamente azul...
Cuando sientas frío piensa en un sol radiante que ya te ha calentado...
Cuando sufras una temporal derrota acuérdate de tus triunfos y de tus logros.
Cuando necesites amor revive tus experiencias de afecto y ternura, acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría.

Recuerda los regalos que te han hecho, los abrazos y besos que te han dado, los paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han brotado.
Si esto has tenido lo puedes volver a tener y lo que has logrado, lo puedes
volver a ganar.
Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad.

Recorre tu vida y detente en donde haya
bellos recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez...
Visualiza aquel atardecer que te emocionó.
Revive esa caricia espontánea que se te dio.
Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido, piensa y vive el bien.

Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes

Y solo Tú decides cuales has de volver a mirar.

La visión positiva según los Monty Python:

martes, 11 de noviembre de 2008

MITOS Y ETICAS DEL ALCOHOL

Alcohol, mitos y éticas
View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: alcohol drogas)

¿QUÉ QUIERES CONSEGUIR CON EL ALCOHOL?

video

Ante la pregunta "¿Qué quieres conseguir con el alcohol?", las diferentes piezas de la campaña muestran a los jóvenes la diferencia entre lo que esperan recibir y lo que reciben en realidad del consumo de alcohol.

¿NECESITAS BEBER MENOS?

Así que quieres beber menos?
View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: alcohol drogas)

martes, 4 de noviembre de 2008

¿El uso de drogas es un comportamiento voluntario?

Las manifestaciones conductuales aberrantes que ocurren durante la adicción han sido entendidas por muchos como “elecciones” del individuo adicto, pero estudios de neuroimagen cerebral recientes han revelado una disrupción subyacente en regiones que son importantes para los procesos de motivación, recompensa y control inhibitorio. Esto plantearía la adicción a las drogas como una enfermedad cerebral, y el comportamiento anormal asociado sería resultado de la disfunción del tejido cerebral. Así, aunque inicialmente la experimentación y el uso recreativo de la droga es voluntario, una vez se establece la adicción este control se ve afectado notablemente.



Neurociencia de las Adicciones

¿Cómo es el proceso cerebral mediante el cual, el consumo de una sustancia evoluciona en algunos individuos hacia pautas compulsivas de búsqueda y consumo a expensas de la mayoría de las demás actividades?.
¿Qué hace que sea tan grato sentirse diferente, experimentar emociones nuevas, cambiar la percepción consciente de la realidad circundante y romper con lo cotidiano? y ¿cual es la causa de su incapacidad para dejar de tomar la sustancia?.
En ocasiones el sistema falla: Las actividades normales dejan de satisfacer. Las necesidades se hacen insaciables. Las insistentes exigencias del cuerpo te fuerzan a una repetición incesante de las acciones que le dieron alivio como rituales de autocomplacencia. El uso repetido de sustancias psicoactivas involucra e intensifica anormalmente los sistemas biológicos que han evolucionado para guiar y dirigir el comportamiento hacia estímulos cruciales para la supervivencia.
Durante el desarrollo del trastorno adictivo, el valor motivacional de la droga es mayor que el de cualquier otro reforzador natural y además, deja de estar en función de las necesidades del organismo.

lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Cómo afecta la adicción a la familia?; dependencias afectivas

La adicción daña las relaciones familiares, haciendo muy difícil la expresión del amor sano.

La codependencia puede ocurrir en cualquier persona que está en contacto con la adicción de otra persona, ya sea un familiar, amigo, compañero, pareja o cliente que sufra de adicción. Se caracteriza por un sentido de urgencia por el control de la conducta de otros, especialmente hacia el adicto. Existen diversas formas que oscilan entre la colaboración y la agresión. Las relaciones familiares y la comunicación se van haciendo cada vez más disfuncionales, debido a que el sistema familiar se va enfermando progresivamente, produciendo en muchos casos el aislamiento de la familia de los contactos sociales cotidianos. Las reglas familiares se tornan confusas, rígidas e injustas para sus miembros, así como los roles de cada miembro familiar que se van distorsionando a lo largo del proceso de avance de la adicción.

Muchas veces se traduce en una inversión de gran cantidad de tiempo y energía en la actuación de roles familiares disfuncionales, cuyo objetivo es el de proveer a la familia de un mecanismo de defensa para disminuir la ansiedad y el temor y dar la sensación de "estar haciendo algo" para resolver el problema de la adicción.Desgraciadamente el resultado final es que la adicción se fortalece y la familia se enferma más aún, estableciéndose un sistema familiar que gira en torno al adicto.


Puede ir acompañado por una serie de síntomas tales como:dificultad para establecer y mantener relaciones intimas sanas, perfeccionismo, necesidad obsesiva de controlar la conducta de otros, sentirse sobre responsables por las conductas de otros, profundos sentimientos de incapacidad, vergüenza, auto imagen negativa, depresión.


La conducta codependiente es una respuesta enferma al proceso adictivo, pero además se convierte en un factor clave en la evolución de la adicción.
La forma en que el codependiente facilita el avance de la adicción puede tomar varias formas, a saber:

1.- Sobreprotección: Cualquier intento del codependiente de cubrir, salvar y proteger al adicto para que no experimente el impacto completo de las consecuencias negativas que el uso produce en la vida del adicto, escudándolo de otras personas que se sienten afectadas por el adicto.
2.- Intentos de Control: Se refiere a la compulsión por controlar el consumo del adicto, pero también sus conductas, pensamientos y sentimientos, autoimponiéndose a sí mismo el codependiente metas irrazonables que solo terminan produciendo más ira, confusión y desesperanza.
3.- Asumir las Responsabilidades del Adicto: Cuando el adicto deja de cumplir con sus responsabilidades cotidianas o familiares, el codependiente asume estas responsabilidades con la justificación de evitar una crisis. La paradoja es que de todos modos las crisis se producen y el codependiente se va cargando cada vez mas de tareas, lo que al final lo drenan e impiden su funcionamiento en la vida diaria y afectan su salud
4.- Racionalización y Adaptación: Al racionalizar con el adicto o justificar su uso, el codependiente le refuerza el sistema de negación, de modo que es cada vez menos capaz de realizar la gravedad de su adicción. Esto termina produciendo un ambiente familiar donde se "normaliza" los comportamientos propios de la adicción y la familia se adapta a la enfermedad.
5.- Cooperación y Colaboración: En su afán de tomar control de la conducta del adicto, el codependiente muchas veces acompaña al adicto en su uso, o le ayuda en el proceso de usar, lo cual envía un mensaje muy directo de aprobación de la conducta adictiva, aún que la intención no haya sido esa.
6.- Rescate y Sumisión: Las conductas de rescate que además se conjugan con la sumisión del codependiente a la dinámica del proceso adictivo, convierte al codependiente en alguien al servicio del proceso adictivo que lógicamente apoya el avance de la adicción.
La importancia de tomar conciencia de la codependencia y poder tratarla, es que de esa manera se removería la facilitación, y se establecerían nuevos patrones de relación familiar que sean más adecuados para la recuperación.

Muchas veces la recuperación de una familia afectada por la adicción, comienza con la recuperación de los codependientes, sin embargo es necesario que el codependiente ponga el foco en su propia recuperación y cuidado personal, para que esto ocurra. Al igual que el adicto puede recuperarse y vivir una nueva vida, libre de adicciones y con una mejor calidad de vida, la familia tiene derecho y necesidad de recuperase.
Al principio el codependiente esta tan obsesionado con ayudar a su adicto, que necesita apoyo para poder enfocarse en sí mismo y comenzar su proceso de recuperación.
Pronto será evidente para el codependiente, que sólo puede ayudar, si él mismo esta en recuperación, pues esta enfermedad afecta a toda la familia.




Incorporo a esta entrada un nuevo audio de la serie "con sentido común en las adicciones" dedicado a describir el fenómeno de la codependencia desde la experiencia de tres mujeres. Gracias Dr. Cantú.



Discover !

domingo, 2 de noviembre de 2008

EL DESAFIO DE MEJORAR



Me encantó este video apoyado en textos de Paulo Coelho que nos habla de los desafíos del crecimiento, del cambio, de la superación. Es toda una inspiración que nos invita a la superación y al esfuerzo.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Cómo puede apoyar la familia al paciente

La Clínica ADC Cantú y la Asociación Médica en Adicciones han elaborado una serie de charlas para familiares en su programa “Con Sentido Común en las Adicciones”; http://www.consentidocomun.com.mx/prevencion. La clínica está dedicada desde hace más de 20 años al tratamiento, la prevención, la enseñanaza y el estudio del abuso del alcohol, el uso de drogas y la codependencia. (Gracias a la clínica por poner a disposición gratuita este interesante material de trabajo).

La duda de cómo actuar frente a un familiar que tiene abuso de alcohol o uso de drogas es frecuente. Esto se debe al desinformación general que existe sobre este padecimiento. Los familiares desean ayudar pero no cuentan con estrategias claras para apoyarlo. Gracias al programa, se obtiene una buena comprensión del problema y las formas para enfrentarlo de forma efectiva.

El programa está dirigido a las familias que tienen un familiar que:

Conferencia 1.- Está en consumo activo y existen dudas sobre la necesidad de tratamiento

Conferencia 2.- Necesita que le animen para iniciar tratamiento

Conferencia 3.- Lleva tiempo en rehabilitación

¿Cuando, cómo, dónde y quién, le dará una razón, un motivo, provocará una circunstancia, generará una situación para CAMBIAR?